nefrologia vetererinaria

Nefrología Veterinaria: qué es, enfermedades y tratamientos

La nefrología veterinaria es un campo de la medicina veterinaria que se centra en el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades renales. Los riñones son clave en la salud de las mascotas, y entender cómo mantener su función óptima es fundamental para su bienestar.

Para que puedas comprender mejor la importancia de la nefrología veterinaria, hemos entrevistado a Beatriz López. Gracias su experiencia en este ámbito, tiene un perfil ideal para aclarar qué es la nefrología veterinaria y todo lo que envuelve esta disciplina. Puedes ver la entrevista aquí abajo:

YouTube video

¿Qué es la nefrología veterinaria?

La nefrología veterinaria es una rama especializada de la medicina veterinaria que se enfoca en el estudio de los riñones y las enfermedades relacionadas con estos órganos. Los veterinarios nefrólogos diagnostican y tratan una variedad de trastornos renales, desde enfermedades agudas hasta condiciones crónicas.

Los riñones tienen múltiples funciones vitales en el cuerpo de un animal, incluida la eliminación de desechos, la regulación del equilibrio de líquidos y electrolitos, y la producción de hormonas importantes. Por lo tanto, cualquier disfunción renal puede tener un impacto significativo en la salud general de una mascota.

Síntomas de enfermedad renales en animales

Primero, debemos comprender que la enfermedad renal en animales puede presentarse con una variedad de síntomas. Uno de los signos más comunes es un cambio en los hábitos urinarios. Esto puede incluir un aumento en la frecuencia de micción, dificultad para orinar o incluso la presencia de sangre en la orina. Puede ocurrir la polidipsia (beber más agua de lo normal) o oligodipsia (beber menos agua de lo normal).

Los cambios en el apetito también son frecuentes en animales con enfermedad renal. Algunos pueden perder el interés en la comida, lo que resulta en una pérdida de peso, mientras que otros pueden mostrar un aumento en el hambre sin un aumento de peso.

El letargo y la debilidad son síntomas comunes de enfermedad renal en animales. La acumulación de toxinas en el cuerpo puede hacer que se sientan cansados y producir una disminución en la actividad física habitual. Además, los animales con enfermedad renal pueden experimentar debilidad muscular y falta de coordinación.

También, problemas gastrointestinales, como vómitos y diarrea también son habituales en casos de nefrología veterinaria. Puede afectar la salud del tracto gastrointestinal, generando incluso úlceras en la boca o la piel.

Además, la enfermedad renal puede causar problemas dentales como mal aliento. Esto puede ser el resultado de la acumulación de toxinas que se eliminan a través de la saliva y el aliento. También puede haber un aumento en el riesgo de desarrollo de hipertensión en animales con enfermedad renal, lo que puede causar complicaciones como ceguera súbita, cambios de comportamiento o convulsiones.

Por último, es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden ser indicativos de otras condiciones médicas, por lo que es fundamental consultar a un especialista en nefrología veterinaria para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento.

nefrologia para animales

Tratamientos habituales en la nefrología veterinaria

A continuación, te explicamos cuáles son los tratamientos en nefrología veterinaria diseñados para abordar diferentes aspectos de la enfermedad renal, desde la gestión de la función renal comprometida hasta el control de complicaciones asociadas y la promoción de la salud renal a largo plazo:

  • Dieta especializada: parte fundamental del manejo de enfermedades renales implica la prescripción de dietas específicas. Estas dietas están formuladas para reducir la carga de trabajo de los riñones al limitar la ingesta de ciertas proteínas, fósforo y sodio, mientras que proporcionan nutrientes esenciales y de calidad.
  • Fluidoterapia: La administración de líquidos por vía intravenosa es clave en el tratamiento de la enfermedad renal en animales. La fluidoterapia ayuda a mantener una adecuada hidratación, promueve la eliminación de toxinas a través de la orina y contribuye a la restauración del equilibrio electrolítico.
  • Medicamentos: Se pueden recetar diversos medicamentos para tratar complicaciones asociadas con la enfermedad renal en mascotas. Esto puede incluir agentes para controlar la presión arterial, corregir desequilibrios electrolíticos, aliviar la inflamación o tratar otras condiciones concurrentes.
  • Suplementos: Algunos suplementos nutricionales pueden ser beneficiosos en el manejo de enfermedades renales en animales.

En resumen, los tratamientos en nefrología veterinaria están diseñados para abordar los diversos aspectos de la enfermedad renal, desde la gestión de la función renal comprometida hasta el control de complicaciones asociadas y la promoción de la salud renal a largo plazo.

Consejos de nefrología veterinaria

Un enfoque integral que incluya dieta adecuada, fluidoterapia, medicamentos, suplementos y control de enfermedades subyacentes es fundamental para proporcionar el mejor cuidado posible. Además, el monitoreo regular y la colaboración estrecha entre los veterinarios y los cuidadores son clave.

Otros consejos son evitar el sobrepeso y promover la actividad física regular también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad renal en las mascotas.

Asimismo, es importante realizar chequeos veterinarios regulares para detectar tempranamente cualquier signo de enfermedad renal y así iniciar un tratamiento oportuno. Finalmente, mantener un ambiente limpio y libre de toxinas en el hogar puede contribuir a la salud renal de nuestras mascotas al reducir su exposición a sustancias dañinas.

Si te te ha parecido interesante este mundo de la nefrología veterinaria y quieres trabajar con animales. Nuestro Curso de Auxiliar de Veterinaria con prácticas te ayudará a encontrar tu primera oportunidad en este sector, independientemente de que tengas experiencia previa o no.